Patanian: “Con la doble tapada de Batalla perdimos años de vida”

El vicepresidente segundo de River abordó el superclásico que ganó River 3 a 1 en La Bombonera y, en una extensa charla con Realidad 2017, se refirió a las chances del millonario en el Torneo Local, el próximo mercado de pases, la continuidad de Gallardo y hasta la posibilidad de hacer un nuevo estadio.

¡Escuchá la entrevista completa acá o seguí leyendo más abajo!

Matías Patanian está feliz, como todo hincha de River. Pero al igual que todos los fanáticos del millonario, el dirigente sufrió más de la cuenta ayer en la cancha de Boca, y contó una genial anécdota vivida. “Fuimos al palco de arriba. Pero 15 o 20 minutos antes nos mandaron al vestuario y terminamos viéndolo ahí. Por un lado escuchás el murmullo de la cancha y la transmisión de la TV viene unas milésimas demorada. Entre el repiqueteo de la cancha y lo que finalmente vimos en la tele, con la doble tapada de Batalla perdimos años de vida” contó, y aclaró que sus pares del xeneize “los han tratado muy bien”.

River completó una gran etapa inicial. Teniendo en cuenta las situaciones de gol creadas, debió haberse ido con una ventaja más amplia al entretiempo. Así lo manifestó el directivo de La Banda: “Si en el primer tiempo River se iba tres goles arriba nadie podía decir nada. Te dabas cuenta que había solidez en el medio y de la mitad de cancha para arriba le hacía daño. El segundo tiempo cambia por el gol de Gago. Ellos todavía son punteros. Estamos ahí expectantes”.

Además, Patanián dio detalles sobre la posible salida de algunas figuras como Alario y Driussi en junio, y pidió que no llegue ninguna oferta por ellos: “Los jugadores están muy comprometidos. Hasta el momento no vino ninguna oferta y esperemos seguir así. Ojalá que no llegue nada, pero cuando vienen por la cláusula el club no puede hacer mucho. Aspiramos a tener el equipo intacto después de junio”.

 

También le tiró flores a otra de las figuras del equipo, Nacho Fernández, que llegó de milagro a jugar el partido: “Juega en toda la cancha, me encanta. Lo ves metido entre los centrales, al lado de Ponzio, tirado a las puntas, llegando al área. Es muy completo. No es fácil venir de una lesión y tener que jugar un clásico”.

El futuro de Marcelo Gallardo después de diciembre es una incógnita. Su nombre sonó hasta en la selección, pero en las oficinas de Udaondo y Figueroa Alcorta solo piensan en disfrutarlo: “Lo veo en algún momento dirigiendo a la Argentina. Marcelo ya ha expresado que todavía no. Tiene todo para ser el DT pero no ahora. Dejémoslo en River lo más que se pueda, je. Él tiene contrato hasta fin de año y nosotros también. No queremos hablar de lo que pueda pasar después de esa fecha. Tenemos mucho por delante”.

Y aclaró que River ha dejado de tener un rol protagónico en la Asociación del Fútbol Argentino: “En AFA no participamos. No sé cómo es la situación hoy en día. Lo mejor que podemos hacer es dejarlos gobernar tranquilos. Les deseamos lo mejor”.

Por otro lado, el directivo abordó un tema que ha sido una piedra en el zapato en los últimos años, aunque ahora parece completamente solucionado: el éxodo de futbolistas libres. “Los jugadores que se quieren ir libres es porque ellos quieren. Quien tiene esa facultad y la responsabilidad es el futbolista. Luego hay casos particulares y muy puntuales, como el de Barovero. Un año antes de irse nos sentamos a hablar de su renovación él ya nos manifestó que estaba sobrepasado por el fútbol argentino y quería tranquilidad. Nosotros pudimos optar por venderlo pero preferimos disfrutarlo el mayor tiempo posible. Después con otros jugadores, dicen que tardamos, pero no. River encaró las renovaciones con un año de anticipación. Pero la mayoría eran jugadores de 30 años que no pudieron hacer una diferencia económica. River les hizo propuestas casi al límite de lo responsable y así y todo prefirieron irse. El club podría haberlos colgado pero River optó, ante la negativa de los representantes, seguir ganando cosas”.

Sabida es la gran cantidad de socios que generó River en este último tiempo de triunfos. La capacidad no da a basto y ya se empezó a barajar la posibilidad de remodelar o mudar el Monumental. “Hoy River tiene una demanda que no la puede satisfacer. No alcanza la capacidad. Hay un proyecto de renovación. Está la posibilidad de ir hacia otro lugar también pero hay que ver cuál es el formato más favorable para River”, explicó Patanian sobre el tema.

Finalmente, quiso ser cauto con respecto a las elecciones que se vienen en diciembre: “Rodolfo ha expresado ganas de ser reelecto. Esto es un equipo. Yo voy a ver si sigo, esto te insume. Tengo otra actividad muy demandante en lo laboral. Llegado el momento se verá. Obviamente voy a estar ayudando desde cualquier lugar porque soy parte de este proyecto”.

 

Categorias: Entrevistas

Los comentarios están cerrados